Institucional

Historia

Pinturerías Mercurio nació en 1978, en la ciudad de Esperanza, entonces una pequeña localidad donde no existía aún un negocio dedicado exclusivamente a este rubro. Con el tesón que requiere todo emprendimiento de estas características, se comenzaron a forjar los cimientos de lo que sería una empresa en constante crecimiento.

Así, bajo el nombre de La Casa del Pintor, se fundó el primer local y, al tiempo, sucesivas sucursales en distintas localidades del interior provincial. A partir de la experiencia lograda, decidió la expansión de la empresa hacia la capital provincia, Santa Fe, con los desafíos que ello implicaba. Y fue así, con el enorme esfuerzo de toma Pyme familiar, que se inauguraron las actuales sucursales de Santa Fe y Santo Tomé, ya bajo el nombre de Pinturerías Mercurio.

Hoy Pinturerías Mercurio es una empresa de segunda generación, cuya red cuenta con 15 sucursales, ubicadas estratégicamente en las ciudades de Santa Fe, Santo Tomé y Esperanza, complementando la sinergia comercial con la Distribuidora Espint, comercializando las más reconocidas marcas en toda la región.

Misión

Nuestra misión es consolidarnos como la cadena de pinturerías de mayor confiabilidad para el Cliente, tanto hogareño como profesional, conformando un grupo humano capaz de brindar las soluciones necesarias a través de un asesoramiento profesionalizado y generando para con ellos relaciones duraderas a través de los años.

Valores

Nuestros valores son el trabajo grupal, la transparencia, la amabilidad y el saber escuchar. Nuestro principio rector es la actitud servicial, que aúna a todos ellos y se define todos los días, cada vez que un Cliente nos deposita su confianza ingresando a alguno de nuestros locales.